El Juguete como herramienta

¿Recuerdas cuál era tu juguete favorito cuando eras niñx? Una muñeca, un carrito, el telefonito con ruedas, un títere… ese objeto que para ti era casi un ser. Los juguetes forman parte esencial del desarrollo en las habilidades infantiles pues ayudan a descubrir el mundo; adicionalmente, debido a la experiencia de disfrute y felicidad que proporcionan, fortalecen la autoestima.

4 razones que hacen de los juguetes una gran herramienta para el desarrollo infantil


1. Habilidades motoras. Los juguetes enganchan a los chicxs con la actividad física, ya que al manipularlos ejercitan habilidades motoras finas, por ejemplo el vestir a una muñeca; también se desarrollan habilidades motoras gruesas como pedalear un triciclo. Los bebés cuando empiezan a gatear se entusiasman muchísimo cuando quieren alcanzar su juguete preferido.


2. Desarrollo emocional. A través de los juguetes los chicxs despiertan a la creatividad ayudándoles a expresar sus emociones y sentimientos. Por ejemplo el juego de situaciones familiares como la cocinita, el doctor, la casita. Ese juego simbólico que ayuda a madurar su personalidad creando sus propias reglas.


3. Desarrollo Social. Los juguetes ayudan a los niñxs a entender el mundo. Al jugar con papá o mamá, un hermano, primo o amigo se crean experiencias donde ve reflejado el respeto, la cooperación y el compartir.


4. Desarrollo Cognitivo. Los juguetes pueden estimular la concentración y la memoria sobre todo con los juegos de mesa y los fantásticos bloques y legos. Sin querer queriendo los hace entrar al mundo de la matemática y el desarrollo del lenguaje.

No olvides que en cuestión de juguetes más puede ser menos, a veces los papis atiborramos de juguetes a los chicos y esto puede desorganizarlos hasta el punto de no saber a qué jugar.



Archivo
  • Twitter Metallic
  • s-facebook